A–CDM (Airport Collaborative Decision Making) es un proyecto europeo que tiene como objetivo mejorar la gestión tanto del tráfico aéreo como de la capacidad en los aeropuertos.
Esto se consigue reduciendo demoras, mejorando la predictibilidad de eventos y optimizando la utilización de recursos.

Los objetivos del A-CDM son:

  • Aumentar la eficiencia de los recursos
  • Mejorar la puntualidad
  • Mejorar la predictibilidad de eventos
  • Mejorar las actuaciones de la red ATM

La toma de decisiones por parte de los actores del aeropuerto se facilita gracias a la compartición de información precisa y puntual y a la adopción de nuevos procedimientos, mecanismos y herramientas.
Para ello, se definen eventos significativos (hitos) en el progreso del vuelo para disponer de información relevante del mismo.

Los beneficios son:

  • Aerolíneas: mejora del cumplimiento del programa, posibilidad de priorización.
  • Agentes de handling: mejora de la predictibilidad de las operaciones,    mejor uso de recursos.
  • Aeropuerto: mejora de la puntualidad, uso más eficiente de los recursos inmóviles
  • Control de Tráfico Aéreo: optimización del uso del lado aire, reducción de la congestión.
  • CFMU: mayor cumplimiento de slots, optimización del uso de la capacidad del espacio aéreo.

Durante los dos años largos que ha durado el proyecto del A-CDM Iberia ha colaborado de forma muy estrecha con AENA en la definición de nuevos procedimientos y en el diseño de los sistemas que integran el A-CDM.

A su vez Iberia ha ido tomando una serie de acciones para garantizar una transición transparente y minimizar el impacto entre las compañías que atiende:

  • Cursos específicos a los agentes de la UDA (pista y consola),
  • Comunicación interna.
  • Manual ACDM dirigido a tripulaciones y centros de control operativo con FAQS y consejos de actuación.
  • Apoyo y formación adicional a las compañías que así lo requieran
  • Briefings a subcontratistas
  • Adaptación y modificación de sistemas

La fase de adaptación o pruebas se ha dividido en dos:
FASE I o Fase de familiarización y de corrección de incidencias Duración de 4 semanas, extensible si se cree conveniente. Pruebas diarias de lunes a jueves en franjas horarias controladas de 3 horas en las que todas las compañías del Aeropuerto deben trabajar bajo los criterios ACDM. No se penalizará a las compañías que incumplan parámetros A-CDM, pero si les informarán del incumplimiento desde torre a la hora de puesta en marcha.
FASE II o Fase de seguimiento Duración de 3 semanas. Pruebas diarias de lunes a jueves en franjas horarias supervisadas de 12 horas en las que todas las compañías del Aeropuerto deben trabajar bajo los criterios ACDM. SI se penalizará a las compañías que incumplan parámetros A-CDM.

El pasado 7 de Octubre arrancó la primera semana de pruebas ACDM y los  datos analizados por AENA durante esas pruebas son muy positivos. Cabe destacar cumplimientos de TSAT (Target Star-Up Approval Time u hora objetivo de puesta en marcha) y TOBT (Target Off-Block Time u hora objetivo de salir de calzos) que rondan el 100% por parte de las compañías que atiende IBAS y puntualidades por encima de la media