El pasado 25 de marzo Iberia Airport Services (IBAS) coordinó una operación muy especial para el traslado de 4 delfines con destino a un acuario de Lanzarote, Rancho Texas Lanzarote Park, donde disfrutan de su nuevo hogar.

Con el propósito de que estos animales mejoren sus condiciones de vida, existe un programa de conservación de la especie denominado RAZA, en el que se intercambian los delfines que por sus características consideran que se adecuan mejor en un entorno que otro.

Bajo este programa, desde Málaga se preparó a Rocco, el macho alfa de la manada (tiene 7 años), con una capa especial de grasa nutritiva para que no perdiera su hidratación. Viajaba sobre un colchón de espuma empapado en agua y con dos cuidadores que le acompañaban en todo momento para transmitirle tranquilidad por si surgía algún imprevisto.

El avión que le trasladaba hizo una parada en Alicante, para cargar allí a otros tres delfines cuyo destino era el mismo que Rocco. Igualmente, en este aeropuerto teníamos a un grupo de empleados dedicado a esta operación para que todo resultara exitoso, siguiendo siempre las recomendaciones de los veterinarios que acompañaban a estos preciosos delfines controlando sus latidos y que viajaron con ellos hasta su nueva casa.

Cada tanque en el que se transportaban pesaba 1.800 kilos en los que se echaba agua constantemente.

Sabemos que todos ellos llegaron felizmente y están adaptándose poco a poco al nuevo entorno elegido para ellos.

Enhorabuena a los equipos de Alicante y Málaga por el éxito de este traslado. Nos sentimos orgullosos de participar en este tipo de acciones y de que entidades externas confíen en IBAS para ello