Todos los artículos Clara de la Torre

Durante los primeros meses de la pandemia, IBAS se dedicó a la asistencia casi en exclusiva de vuelos de repatriación y de transporte de carga sanitaria, ante la necesidad que demandaba la sociedad para dotar a los países de mascarillas y materiales de este tipo. Meses en los que se transportaba carga en cabina pero adaptándola a los asientos, mediante el uso de redes y «bolsas canguro» como las utilizadas por Iberia.

Esa necesidad fue cubierta, volvieron muy poco a poco los vuelos regulares de pasajeros, pasó el verano y, de nuevo, hemos observado nuevas demandas por parte de nuestros clientes, en busca de oportunidades de negocio.

Ante el incremento del tráfico de carga, múltiples compañías han decidido transformar algunos de sus aviones de pasajeros en cargueros temporalmente, adaptando la cabina y quitando los asientos.

La asistencia a este tipo de vuelos supone para IBAS otra revisión profunda de sus procesos, procedimientos de seguridad y recursos puesto que nunca antes había atendido este tipo de vuelos, en los que hay que cargar de forma manual hasta 15 o más toneladas de mercancía en cabina, en las posiciones definidas, y atarlas con redes ancladas a los raíles donde antes se instalaban las butacas.

Son ya algunas compañías que han transformado algunos de sus aviones en este tipo de cargueros y que han solicitado a IBAS su asistencia. Seguimos trabajando en ofrecer un handling a medida.

Durante las dos primeras semanas de septiembre se desarrollaron en 22 de los aeropuertos en los que IBAS presta asistencia, la auditoria de seguimiento anual de AENOR correspondiente a las Certificaciones ISO 9001 y 14.001.

Iberia Airport Services (IBAS) ha mantenido su compromiso con la Calidad y el Medioambiente, redoblando el esfuerzo durante la crisis del Covid-19 en la que aún seguimos inmersos.

Por este motivo, y gracias a la certificación Applus+ que certifica que todos nuestros centros de trabajo son centros “Covid free”, hemos podido realizar la auditoría de forma presencial, adaptando las visitas de los auditores en cada área para cumplir con todos los protocolos y medidas establecidas.

Por un lado nos han reconocido dos elementos que nos producen gran satisfacción:

  • La capacidad de adaptación a la situación provocada por la pandemia, modificando nuestro modo habitual de trabajo sin renunciar a los niveles de servicio que prestamos.
  • La comunicación con nuestros clientes para atenderles de la mejor manera posible.

Pero como no podía ser de otra forma, el listón está cada día más alto y las exigencias para alcanzar los objetivos son mayores.

En línea con la evolución de nuestro desempeño ambiental se nos exige:

  • Trasladar nuestros niveles de implicación a las organizaciones con las que interactuamos, nuestros proveedores, clientes, AENA, etc. Tenemos que implicar aún más a nuestro entorno para que la actividad que realicen sea lo más sostenible posible, para lo que debemos evaluar también su impacto ambiental.
  • Profundizar en los riesgos ambientales que hemos detectado para nuestra actividad y ampliar con elementos potenciales o de emergencia, como inundaciones o incendios

Además del Plan de Prevención e Higiene desarrollado en Aeropuertos, IBAS ha implementado una serie de medidas higiénico-sanitarias para facilitar a nuestros empleados el mínimo contacto en determinados momentos para mayor seguridad de todos  e incrementar la eficiencia en procesos internos.

Os contamos algunas de estas medidas:

Estaciones de higiene y termómetros

Instalación de termómetros en todos los aeropuertos para el control de la temperatura por parte de los empleados de una forma rápida y fácil.

Dispensadores de mascarillas

Instalación de un nuevo sistema para la recepción de las mascarillas de uso personal. IBAS pone a disposición de sus empleados mascarillas para la realización de su trabajo y con este sistema es el propio trabajador el que se las administra cuando las necesita, minimizando el contacto entre empleados.

Fichaje biométrico

Disponible en todos nuestros aeropuertos, se trata de un nuevo dispositivo para el control de presencia que usa biometría facial (solamente con situarse frente al dispositivo éste registrará si el empleado sale o entra al recinto de trabajo). Totalmente integrado con nuestros sistemas y herramientas corporativas. 

Totems dispensadores de gel

IBAS ha adquirido 4 unidades de dispensadores de gelhidroalcohólico, dada la cantidad que requerimos para cumplir en todo momento con las directrices de AESA, para los aeropuertos de BCN y MAD, donde el volumen de plantilla es más elevado que en el resto de aeropuertos.

Este Plan de Prevención e Higiene también incluye una serie de medidas directamente relacionadas con nuestros clientes como las mamparas de separación instaladas en todos los puntos de atención al cliente y de la señalización oportuna.

  • Hemos establecido un protocolo de limpieza/desinfección de equipos tierra (GSE) y, en especial, en jardineras y escaleras. En estos equipos se limpian y desinfectan los elementos de contacto periódicamente además por una empresa especializada.
  • Adecuamos el aforo de las jardineras al escenario más restrictivo en consonancia con las diferentes normas establecidas por las comunidades autónomas desde el inicio de la pandemia.